Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Vie Abr 20, 2012 9:18 pm.
Últimos temas
» Babbity Rabbity Sound {Foro Nuevo}{3 Épocas}{A. Élite}
Dom Oct 07, 2012 9:00 am por Invitado

» Harry Potter Tercera Generacion;; A New Fight Re-apertura;; Cambio de Botnoes;;
Dom Jul 29, 2012 1:03 am por Invitado

» Secretos de Idhún {Afiliación Normal}
Miér Jul 25, 2012 1:40 pm por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Vie Jul 20, 2012 10:00 pm por Invitado

» Finite Incantatem .::Harry Potter Tercera Generacion::. (Elite) Re abertura!!
Dom Jun 24, 2012 4:54 am por Invitado

» ~Lıfє ın dяєams~ (Afiliación elite) [Recien abierto +18]
Jue Jun 14, 2012 11:51 am por Invitado

» The Time Turners [Afiliación Elite] {INAUGURACION}
Dom Jun 10, 2012 3:00 am por Invitado

» The New Threat .::Harry Potter Tercera Generacion::. (Elite)
Miér Mayo 23, 2012 4:41 pm por Invitado

»  + Babbitty Rabbitty {Confirmación Foro RPG Harry Potter}
Miér Mayo 23, 2012 4:21 pm por Invitado
















Incarcerous Clash of Kingdoms

Panem Games Aresto Momentum Photobucket Rol Anatomia de Grey Safe&Sound Image and video hosting by TinyPic Durless Manor Calapalooza! Image and video hosting by TinyPic FinisMundiHighwayToHellShip Crear foro Lumus Maxima Panem Chaos null Photobucket Valle de Godric Live Your Dream Internado Convetry Foro Rol Lavoussier Academy Guardianes Photobucket The Hunger Games RPG 35x35baner.png Foro rol Life you think you had Photobucket Foro rol MAD Exponentia Rivela Panem Games Panem Games Midnight Institute... Vampiros, ángeles, magia y más. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic




Un tropiezo inesperado[Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un tropiezo inesperado[Libre]

Mensaje por Joshua Van Cripson el Mar Abr 24, 2012 4:41 am

Era un nuevo comienzo de año donde sabias que estabas prospero a recibirte de una buena vez de la facultad pero aunque lo deseaba con entusiasmo no estaba muy feliz de irme aun, mis ojos azules se remarcaban en el espejo del fregadero donde estaba, mis manos a ambos lados de la pileta mientras respiraba lentamente y de vez en cuando me lavaba el rostro por que estaba entre triste e agitado, la persona que amaba en el pasado debería estar recibiéndose aquí conmigo pero en cambio no lo estaba, por ella perdí la luz que me acompañaba, mi patronus no tenia una forma corpórea por que la depresión no me daba recuerdos felices; seque mi rostro con una de las toallas del baño, me quede en silencio mirando las ventanas encantadas del lugar pero ni siquiera eso me hacia sonreír, camine hacia la entrada del baño para frenarme antes de salir, entre los asientos del costado había algo que destellaba una luz pequeña por ende camine hasta ahí, me agache e tome ese pequeño prendedor que estaba atrapado entre el hierro viejo, me senté en un asiento a explorar, al parecer era de una joven de clase alta por que el mismo era de oro con diamantes tal vez. Lo observe con mas atención que antes detectando que tenia la forma de dos palomas entrelazadas por ende sabia que debería llevarla al salón de objetos perdidos si es que alguien lo buscaba lo reclamaría en ese lugar; lo mantenía en mi mano no perdiendo de vista cada detalle que portaba por eso saque mi varita de un costado para lanzarle un fregotego así podría limpiarle la mugre que tenia a medida que el encantamiento hacia efecto el prendedor se relucía cada vez mas hasta el punto donde se quedo perfectamente limpio, aunque no entendí por que ni tampoco pretendía averiguarlo se formo una débil sonría en mis labios y sentí como si algo en mi pecho dijera que siguiera con la sonrisa.

De pronto un ruido me hizo levantarme de mi silla para esconderme en las sombras del baño, mire con atención era un elfo pequeño de traje marrón por ende entendí que venia de parte de mi familia, salí de las sombras para acercarme con rapidez, este me entrego una carta que provenía de mi madre por eso le agradecí dándole mi mano, en un millón de años se vería a un mago con este trato a un elfo pero yo no les tenia asco ni mucho menos le faltaría el respeto ya que ayudo a mi madre cuando yo era niño. El pequeño ser sonrío ante mi acto, tomo mi mano y desapareció al soltarla. La carta parecía ser un vociferador por eso retrocedí al romper el sello, el mismo se desarmo para tomar la forma de unos labios enormes.
Vociferador: Me alegra tanto que ya des comienzo a tu nuevo siglo lectivo mi querido hijo pero...podrías haberme avisado que te irías solo!!!...te hubiera acompañado hasta la entrada de la universidad!!..(grito pero al mismo tiempo se rio), tranquilo esto me enseñara a que ya no eres un bebe. Te deseo lo mejor y sabes que lo que necesites podrás pedírmelo, tu padre te desea lo mejor y tu hermana ira por ti este fin de semana. Cuídate y nos vemos pronto mi querido gran artesano, te ama mama, besos.
Le observe empezar a lanzar muchos besos hasta que se cerro y vino hacia mi para meterse en el bolsillo de mi túnica, me reí apenas negando con la cabeza para después darme la vuelta e salir de detrás de las columnas donde estaba, camine sin darme cuenta de que no había nadie cuando en realidad si había. Cruce la primera ronda de columnas e antes de salir me choque con alguien como no era lo mío ver a la gente a la cara por que les tenia cierto pánico me retrocedí agachando la vista y susurrando apenas.

-Lo siento, discúlpeme por no ver por donde iba.-comente para quedar en silencio ruborizándome apenas.-
avatar
Joshua Van Cripson

Edad : 17 años
Carrera/Semestre : Artesano de Varitas y Escobas - Septimo Curso
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 21/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un tropiezo inesperado[Libre]

Mensaje por Annie A. Hawthorne el Mar Abr 24, 2012 8:21 pm

"No aguanto este sueño" Pensaba mientras desesperadamente restregaba mis ojos con mis manos, necesitaba mantenerme despierta y ya había tomado la poción de Ojos abiertos pero su efecto no había durado mucho, mi cuerpo me exigía descanso y yo no podía darle el gusto en estos momentos, oía la voz del profesor lejana tan lejana que era mucho menos audible que un simple susurro; entrecerré los ojos para que mi mirada se centrara en el profesor pero no lograba escucharlo. Finalmente luego de hora y medía el profesor dio por finalizada la clase, me levante como un resorte despidiéndome de Molly con la mano.

Caminaba por el primer piso rumbo a los baños con el ceño fruncido estaba totalmente molesta no había dormido en lo absoluto y me dejaba como consecuencia un cansancio enorme y ya me había quedado dormida en una de las clases debía lavarme un poco el rostro para despabilarme y poder continuar con el día, a pesar de que tenía unas cuantas horas libres prefería mantenerme despierta sino no querría despertarme para la siguiente clase y no podía darme el lujo de faltar no estaba en mi hacer esas cosas. Lleve una mano a mi boca al tiempo que bostezaba cerrando los ojos mientras cruzaba para ingresar en el baño sintiendo como chocaba con algo, abrí los ojos inmediatamente pensando que había chocado con una pared por mera torpeza pero al ver a alguien frente a mi mis mejillas se tornaron de un intenso rojo.

-Oh! No te disculpes, fue mi culpa venía bostezando y he cerrado los ojos- Dije mirándolo por un momento totalmente avergonzada para luego de un momento mirarle arrugando un poco la nariz una manía que tenía cuando pasaba algo que me incomodaba, el chico seguía sin levantar la mirada- Lo siento yo, soy un poco torpe de nacimiento- Dije finalmente sonriendo amplíamente mientras entrelazaba mis manos detrás de mi espalda.

Lo mire por un momento detallandolo, no era de mi edad definitivamente era unos años mayor pero tenía pinta de ser alguien agradable y yo me jactaba de saber distinguir entre una mala persona y una buena pocas veces me había equivocado, incline mi cabeza un poco mientras mi sonrisa se transformaba en una expresión de curiosidad - ¿Te he lastimado?- Pregunta tonta, ya lo sabía pues el era considerablemente más alto que yo así que era muy poco probable que le hubiera hecho daño en el momento del choque pero apenas y había escuchado su disculpa, me era curioso un chico que fuera tan tímido como para bajar la mirada y retroceder al chocar con alguien.

avatar
Annie A. Hawthorne

Edad : 18 años
Carrera/Semestre : Estudiante de Relación y Cooperación Mágica Internacional
Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 17/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un tropiezo inesperado[Libre]

Mensaje por Joshua Van Cripson el Miér Abr 25, 2012 11:36 pm

Se notaba que ella era de esas personas que le gustaba hablar en vez de irse al pedir disculpas, yo era todo un caballero de por si la educación en mi familia pasaba por ese lado, venia de una generación de hombres de un linaje de duques, se puede decir que no todas las leyendas referidas a mi familia sean inventos muggles, me quede en silencio para alzar la vista a ese comentario completamente gracioso pero no ocasiono sonrisa alguna en mi rostro con respecto a si me había lastimado. En ese momento sentía las ganas de marcharme yo era siempre un fantasma en la universidad por eso mismo jamás mantenía relaciones de ningún tipo con la gente pero si me marchaba se hablaría mal de mi por faltarle el respeto a esta damita; respire un poco mas pesado para ponerme derecho, recto demostrando tal vez ese semblante frio que se te calaba por los huesos al ver un rostro sin emoción alguna, como si la muerte me los hubiera robado así me mantenía en ese lugar.

-No, no me has herido descuida, en cuanto a tu torpeza de nacimiento no te culpes por ello se puede decir que la gran mayoría heredamos eso de algún familiar. Deberías dormir un poco, tu cuerpo esta agotado.-

¿Como sabia eso?, no se necesitaba ser adivino para ver en su rostro esas ojeras que revelaban la falta de sueño, por el momento me mantenía estable ya que como dije antes lo mío no era hablar con la gente, me costaba mucho dirigirle la palabra por eso yo estaba mas sonrojado que ella y eso a decir verdad me molestaba demasiado no me pasaba con los varones siempre era con las chicas; mire mis pies con suma tranquilidad tratando de aparentar normalidad aunque eso era imposible si tenia la cara mas roja que la bandera de Gryffindor. Me quede en silencio, ese silencio incomodo por que no tenia un tema de conversación digno por eso se vino a mi mente el prendedor para pelo que me había encontrado antes, en el estado que lo encontré seguramente hacia años que estaba ahí pero ahora que esta limpio y perfecto tal vez se vería bien en alguien mas, era como si una fuerza mas fuerte que mi voluntad me jugara en contra, pensé al principio que se trataba de los fantasmas de esta universidad que siempre andaban jugando bromas pero por los hechos no eran ellos.

-Esto me lo encontré en el baño, se notaba que su antigua dueña lo perdió por como lo encontré es muy antiguo. Son dos palomas, simbolizan la paz y la liberación según muggles. Puede que si no te molesta te quede mejor a ti, no me gustaría que terminara en la sección de objetos perdidos y termine arruinándose tal objeto precioso.-

Eh ahí yo sacando ese lado mío que no me gustaba sacar, extendí mi mano temblorosa por que realmente estaba algo rayado del disco, estaba rojo como mi propia sangre y se notaba la timidez en mi al no mantener contacto visual con ella, parecía esos niños pequeños que se avergüenzan de todo; al acerca mi mano a su cabello le puse el bello prendedor de pelo en el lado derecho de su cabeza, el mismo se ajusto solo y se mantuvo pegando a su cabello como si le agradara estar ahí, era uno de esos artefactos encantados.

-Definitivamente hermoso, digo, yo...el prendedor..bueno no quiero decir que no eres linda, yo..demonios.-murmure girándome para caminar de regreso al baño.-
avatar
Joshua Van Cripson

Edad : 17 años
Carrera/Semestre : Artesano de Varitas y Escobas - Septimo Curso
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 21/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un tropiezo inesperado[Libre]

Mensaje por Annie A. Hawthorne el Jue Abr 26, 2012 4:55 pm

Mi mirada seguía clavada en él, no entendía como podía ser tan… ¿Tímido? Verdaderamente estaba acostumbrada al tipo de chicos que hablaban fluidamente con todos se debía a que mis conocidos claro esta eran personas que estudiaban Relaciones Mágicas Internacionales lo que los obligaba prácticamente a saber expresarse debidamente y mantener una conversación con distintos mandatarios de otros países con temas interesantes e inteligentes, solíamos practicar entre nosotros mismos inventarnos temas para discutir y calificarnos de quien se había comportado y quien había tomado un tema mejor de conversación; también se debía a que desde pequeña tenía que relacionarme con gente mayor gracias a mis padres que tenían un gran círculo de amigos de sociedad y ellos siempre procuraron que su hija fuera la más inteligente entre todos y que pudiera inmiscuirse en temas de adultos con soltura para impresionarlos a todos, siempre por apariencias siempre para echar en cara que eran mejores padres que los otros. Estaba tan sumida en mis pensamientos que su voz hizo que saliera de mi trance logrando que arrugara levemente la nariz “¿Tan demacrada y horrible me vere?” Mis manos se movieron a hacía debajo de mis ojos dejándolas caer a los lados casi inmediatamente.

Una pequeña sonrisa divertida se poso en mis labios al ver el sonrojo en sus mejillas, no pude evitar sentir ternura pues se veía en extremo tierno e inocente de esa forma haciendo poco contraste con su contextura pero eso le daba un aire de inocencia que inspiraba confianza en el o por lo menos eso me parecía a mí, sabía que yo también me encontraba ligeramente sonrojada pues podía sentir el ligero calor invadir mis mejillas más no creía llegar al mismo punto que el tenía de color en sus mejillas pues verdaderamente no estaba avergonzada no era de ese tipo de personas que se avergüenzan por algo y tienen mucho rato esa sensación por el contrario, si pasaba 5 minutos avergonzada eso era mucho tiempo para mi gusto, usualmente me recomponía y volvía a ser tranquila y relajada como siempre. Mis ojos se posaron en aquello que tenía en su mano verdaderamente era un objeto precioso los detalles que tenía eran hermoso era extraño que un prendedor como ese hubiera sido olvidado en algún lugar pues de ser mío hubiera volteado el lugar completamente hasta dar con él.

Note como su mano se acercaba a mi cabello colocando dicho objeto y como este se adhería encantado a mi cabello, lleve mi mano en ese instante al prendedor acariciándolo ligeramente para luego soltar una risita al oír lo último que decía viéndolo darse la vuelta. – Oye espera!- Dije rápidamente acercándome a él y poniéndome delante para evitar que avanzara –Muchas gracias…Por el prendedor digo, esta hermoso. Y no te preocupes sé que no soy especialmente bella – Sonreía ampliamente mirándolo a los ojos para luego guiñarle un ojo y soltar una risa divertida ante mi último comentario acercándome sin más depositando un suave beso en su mejilla.
Disculpa si te he incomodado, y si hablo de más es que estudio Relaciones Mágicas Internacionales y suelo hablar mucho y en las reuniones familiares y quiero llegar a ser alguien importante en la embajada francesa... ¿Ves? Ya estoy hablando de más - Arrugue ligeramente la nariz en una mueca algo cómica en el rostro.
avatar
Annie A. Hawthorne

Edad : 18 años
Carrera/Semestre : Estudiante de Relación y Cooperación Mágica Internacional
Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 17/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un tropiezo inesperado[Libre]

Mensaje por Joshua Van Cripson el Vie Abr 27, 2012 4:34 am

Lo primero que se vino a mi mente en ese momento que sus labios tocaron mi mejilla fue 'no te alteres', no estaba acostumbrado a esos trato a menos que sea mi familia de la cual solo éramos unos pocos ya que la mayoría había caído en tiempos pasados en manos de muggles, yo no les tenia rencor a decir verdad ellos eliminaron el lado negro de mi familia y eso aunque suene raro es un agradecimiento un poco bizarro pero regresando al tema de la joven delante de mi su voz empezó a taladrarme el oído por que no tenia un interruptor para silenciarla, me quede parado ahí en silencio tan típico de mi hasta que algo empezó a susurrar, algo mucho mas allá de la imaginación así que con mi oído empecé a escuchar el pequeño susurro y mire en manga de la camiseta, tome su mano retirando su varita de debajo de esta y la puse en mi oído para escuchar mejor. Cualquiera diría que estaba loco o tal vez los Lovegood dirían que son nargles pero en realidad yo podía escuchar los susurros de las varitas algo que aprendí con el tiempo y revele que cuando era niño no estaba loco, mis labios tersos dibujaron una sonrisa pequeña pero expresiva, era la primera vez que sonreía delante de un extraño al menos de mi entorno; cerré mis ojos para acariciar con mis manos cada parte de la varita como si pudiera ser parte de ella, abrí mis cristalinos ojos que ahora dejaron de ser azules ya que el frio del baño fue aplacado por la vieja estufa que fue encendida por uno de los ojos por ende el cambio de clima los volvió medio grisáceos con el centro azul tal como seria una montaña de nieve gris con un centro lleno de agua.

-La varita susurra cosas a mi oído, ellas pueden hablarte de muchas cosas si las escuchas con mucha atención, claro esta que no todo el mundo nace con el don de oírlas. Cuentan historias sorprendentes e al mismo tiempo te suelen decir si son fieles a su amo. Ya sabes, a veces en los duelos alguien gana tu varita, aunque ella este en manos de un nuevo dueño a veces no sede al otro amo y se termina transformándose en un arma letal. Es mas que un instrumento mágico, su hábil manejo no lo tiene cualquiera, su poder es grande pero a la vez estratégico, es una varita hecha para alguien con emociones fuertes, una persona que no perderá jamás y que nunca mostrara mala cara; ella dice que te sera fiel hasta el fin de los tiempos, es muy feliz a tu lado ya que la cuidas mucho, tu nombre es Annie por lo que veo y tu apellido es Hawthorne, de una familia bastante peculiar.-termine de hablar, la varita me había susurrado mas cosas como por ejemplo que le temía a su padre pero esos eran temas personas que no me inconveniente por eso extendí la varita para que ella la tomara, me aleje un poco cuando lo hizo para darme la vuelta, saque mi varita la cual mostraba el mismo rango que yo, la puse a mi oído sonriendo apenas nuevamente.- En cambio mi varita es mas complicada, tenia una propia hecha por Ollivanders pero por raro que parezca no la sentía hecha para mi, la misma varita me lo dijo por eso se la regrese a Ollivanders's, me dijo que yo era capas de crear mi propia varita por eso yo mismo hice la mía con ayuda de ese viejo hombre. Mi varita no sede ante otro amo, es terca bastante diría yo pero al mismo tiempo agradable, es excelente para la magia complicada, seria como su dueño y aunque no lo creas incapaz de invocar un patronus. Yo no puedo hacerlo por que mis emociones no están bien y para ver un monstruo negro e uniforme prefiero no hacerlo, pero no se por que te estoy contando esto a ti, a una desconocida.-dije aquello al mismo tiempo que guardaba mi varita bajo la manga de mi túnica.-

-Te lo contare por que tu varita dice que te lo cuente. No soy un hombre tímido apenas tengo 26 años, la timidez de mi se fue hace muchos años solo que un golpe de lo que se diría fuerte me ha mantenido en este estado de suspensión donde no percibo el correr del tiempo. Hace seis años atrás yo estaba enamorado de una joven que tenia atrapado mi corazón, era una muchacha muy agradable la única capas de entender mi carácter o eso creo yo. Ella era de sangre muggle, mi familia no es muy amante de los impuros pero se tuvieron que adaptar si a mi me hacia feliz, así fue como ella logro que ellos cambiaran un poco sus ideas referidas a los muggles, extraño ¿no?. El tiempo parecía no correr hasta que un día cuando regresaba de la facultad ella había quedado en esperarme detrás de la casa en los hermosos jardines de la mansión, cuando llegue el sol se había ocultado algo en mi corazón me decía que nada de lo que pasaba en ese lugar estaba bien; corrí hacia al gran laberinto, cuando llegue al centro ella estaba en el suelo inconsciente, la lleve a San Mungo hice todo lo que respecta para que ella despertara pero a la madrugada de un sábado, ella murió.-El clima del baño se volvió oscuro como si algo se encargara de que todo ese sitio se volviera frio, mire el suelo con cierta frialdad pero de mis ojos ya no caían lagrimas.-Ese día fue la muerte para mi en vida propia, use magia oscura con la intención de revivirla pero no se podía hacer nada, yo le falle yo debía haber estado ahí. Con el pasar del tiempo me fui aplacando hasta lo que ahora soy, busque en la biblioteca de mi familia algún rastro sobre su muerte hasta que halle el diario de mi tatarabuelo el cual decía, 'Los muggles, seres maquiavélicos, seres despreciables. Cazadores de la magia por envidia los cuales adoran a un dios falso. En esta familia no entraran seres como esos ni siquiera en la unión de sangre por eso maldigo a los de sangre impura, cualquiera que se enamore de Van cripson sufrirá una muerte dolorosa. Que así sea y que mis palabras se cumplan'.-hice una pausa para levantarme del asiento donde estaba, me quede frente a ella mirando el broche de pelo el cual parecía feliz de nuevo en un cabello tan suave, me acerque tanto a la joven que sentía su respiración en mi rostro.-Maldición o no se que jamás regresara, lo estoy sobrellevando bien, se que ella este donde este vela por mi. Mi vida debe reiniciarse de nuevo, eres con la primer chica que hablo desde hace seis años, es increíble que después de seis años existan corazones bondadosos.-me acerque apenas rozando mis labios en su mejilla regresándole el beso que ella me había dado, de la nada uno de los fantasmas atravesó la pared riéndose por mi acto para burlarse de ambos e salir flotando a toda prisa gritando que le contaría a toda la universidad lo que vio.-

-A veces odio no podes matar lo que ya esta muerto, aunque existen cierto maleficios que no usare por mi propio bien. Lamento si fui algo cortante no es fácil para mi estar delante de alguien nuevo e hablar con soltura; una de las cosas que corregiré de lo que me has dicho es que no digas que no eres bella, eres muy linda tienes un semblante que haría feliz a cualquiera con una sonrisa, eres hermosa eso jamás lo olvides; en cuanto a que hablas mucho supongo que es un don, hay quienes no hablan nada de nada, supongo que el que hables hasta por los codos te hace la bella persona que eres. Te agradezco que me hayas escuchado antes, lo siento si te aburrí, creo que lo mejor sera que me vaya no quiero incomodarte a lo que has venido hacer.-me incline hacia adelante saludándola como me había enseñado, tome su mano depositando un suave beso en ella, me separe para empezar a caminar, no se por que algo en mi me atrapaba para que no deje ese baño, mis pasos eran demasiados pesados así que gire una vez mas.-En serio, te ves hermosa con eso puesto.-señale el prendedor.-
avatar
Joshua Van Cripson

Edad : 17 años
Carrera/Semestre : Artesano de Varitas y Escobas - Septimo Curso
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 21/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un tropiezo inesperado[Libre]

Mensaje por Annie A. Hawthorne el Sáb Abr 28, 2012 3:19 am

Seguía hablando sin más, intentando sacarle un poco de plática como solía hacer con los desconocidos pero el simplemente me miraba como rogando a Merlín que dejase de una vez por todas de hablar por lo que calle inmediatamente y suspire pesadamente tenía la intención de retirarme no quería molestarlo la verdad pero su mirada de curiosidad me detuvo mientras lo analizaba cuidadosamente con la mirada hasta que tomo mi varita de mi manga colocándola en su oído. Recordaba haber visto solo a una persona haber hecho eso antes Ollivander, aquel dueño de esa tienda de varitas donde compre la mía. Cuando mi varita me había elegido el había sonreído y me había dicho que esa varita estaría feliz de estar en mis manos, nunca entendí eso aunque tampoco lo creí chiflado, las cosas en el mundo mágico eran siempre sorprendentes y pensé al instante que quizás el viejo mago si sabía lo que decía y no era solo locura. Al ver su sonrisa mis ojos se abrieron ligeramente era primera vez que sonreía desde que habíamos tropezado, lo mire con curiosidad hasta que comenzó a hablar explicando su comportamiento.

Oía cada palabra con total atención como si de una importante clase se tratase, me gustaba aprender de diversas cosas y eso realmente no lo sabía pero había descubierto con ello que el chico era artesano de varitas o por lo menos eso era lo que estudiaba pues si el tenía ese don suponía que debía explotarlo al máximo. Asentía cada vez que creía conveniente para dar a entender que le prestaba atención y verdaderamente estaba impresionada no todos los días te consigues a alguien que te dice que tu varita es feliz en tus manos ¿no?. Al oír mi nombre de sus labios mis ojos se abrieron de nuevo ¿Todo eso lo podía “oír de mi varita”? Definitivamente era un chico con un gran don pues mis problemas familiares o “los conocimientos de que mi familia no era un ejemplo a seguir” solo lo sabíamos mis padres y yo, y por lo que veía; mi varita también.

La momento de extenderme mi varita la tome con cuidado dibujando una pequeña y casi invisible sonrisa en mi labios guardándola con cuidado en su lugar mientras lo escuchaba hablar, es impresionante como comenzó a desenvolverse con más soltura luego de oír a mi varita. ¿El había hecho su varita? Bueno…Junto con Ollivanders pero eso ya era decir mucho el chico tenía talento y ya lo había demostrado haciendo el su propia varita, comenzaba a hablar de el mismo y eso me parecía curioso y logre sentirme algo incomoda cuando lo oí recriminarse a si mismo por contarle todo aquello a “una desconocida” aunque realmente tenía razón, el no sabía si yo era una mala persona o que podría usar información en su contra… Pensar en ello me produjo gracias pues no era nada de eso y pensarme de esa manera me hizo sonreír de lado divertida.

Sus próximas palabras ensombrecieron mi semblante ya veía porque se comportaba de esa forma, era una dura perdida y saber que todo era a causa de una antigua maldición familiar debía ser aun más complicado de asimilar, el sentirme medianamente culpable por lo ocurrido aunque no tuviese nada que ver. Sabes que el amor se te va de las manos debe ser algo terrible separarse repentinamente de una persona que se ama sin más, sin despedidas. Nunca me había enamorado pero lo había imaginado y el ponerme en su situación me dejaba un sabor amargo en la boca, no sentía lastima por el pues ese era el peor sentimiento que se podría sentir por alguien o eso me habían enseñado desde muy chica, por el contrario lo comprendía y me sentía en la necesidad de darle mi apoyo a pesar de que la situación ya estuviese arraigada desde mucho antes. Saber que era la primera chica a la que le dirigía la palabra en seis años me sorprendió pues jamás pensaría en encerrarme en un mundo de tristeza o soledad por la pérdida de alguien aunque claro, no había pasado nunca por algo tan fuerte.

Estaba tan sumida en mis pensamientos que no me percate del momento en el cual se acerco besando ligeramente mi mejilla logrando hacer que un fuerte sonrojo se posara en mi rostro, baje la mirada instintivamente unos segundos para luego alzarla al oír los gritos y risas de los tontos fantasmas que merodeaban por el lugar “Deberían desaparecer y no molestar” Pensé mirando como desaparecía tras una pared uno de ellos mientras reía estrepitosamente. Negué enérgicamente al oír sus últimas palabras, había olvidado por completo mi sueño al escuchar su historia así que no era de gran importancia seguir en ese lugar para mí, note como se iba y sentí algo extraño en la boca del estomago me había agradado escucharle y ni siquiera sabía su nombre… Sus últimas palabras hicieron que llevase una mano al prendedor y sonriese ampliamente.

Muchas gracias por el prendedor está realmente hermoso prometo cuidarlo- Dije solemne mientras sonreía para luego mirarle cruzándome de brazos y negar con la cabeza Y no me has aburrido por el contrario, me has quitado todo el sueño que tenía. Es interesante ver lo habilidoso que eres con respecto a las varitas serás un gran artesano de varitas. Y con respecto a lo otro, nunca me he enamorado pero al ponerme en tu lugar creo que mi vida también daría una vuelco de180 grados, pues, perder a la persona más importante de tu vida no es cualquier cosa- Mi tono se torno diplomático pero con ese aire de dulzura y suavidad que solía usar al hablar, de esa forma siempre lograba conquistar la atención en mis múltiples discursos y solo lo adoptaba cuando hablaba de algo serio pues el resto del tiempo mi tono tenía un toque de diversión e incluso con algo de picardía.-¿Sabes? Hemos hablado y tu sabes mi nombre pero yo no se el tuyo…Solo tu apellido por tu historia - Comente mordiéndome levemente el labio inferior sin dejar de mirarle a los ojos, hablaba con muchas personas todo el tiempo, mantenía charlas muy interesantes sobre política, criaturas mágicas, pero nunca la vida de una de las personas con las que hablaba siempre me mantenía al marguen para que no preguntasen por mi vida ya que me avergonzaba el que mi familia no era tan perfecta como todo el mundo pensaba que era.
avatar
Annie A. Hawthorne

Edad : 18 años
Carrera/Semestre : Estudiante de Relación y Cooperación Mágica Internacional
Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 17/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un tropiezo inesperado[Libre]

Mensaje por Joshua Van Cripson el Dom Abr 29, 2012 6:23 pm

Escucharla hablar me mantenía al margen de la situación, aquello que dijo sobre mi ex era agradable pero al mismo tiempo me traía recuerdos que deseaba olvidar, muchos me han deseado lanzarme a mi mismo un obliviate para olvidarlo todo, sin embargo no tenia sentido ser un ente deambúlante que no tuviera recuerdos de su pasado oscuro por eso me mantenía en silencio hasta que nuevamente me hablo sobre los hombres por eso me golpee la cabeza apenas dándome cuenta de mi idiotez al no detectar aquello tan importante pero a la vez insignificante por ende me sonreí apenas avergonzado por aquello. Me le acerque despacio poniendo en línea recta, con una mano en mi espalda a la altura de la cintura y la otra que lentamente tomaba la mano de Annie la cual lleve a la altura de mis labios para depositar un beso pequeño pero significativo; solo aquellos de la clase alta sabían como saludar a una dama, se puede decir que podría ser algo anticuado pero para nosotros los magos un saludo como este tiene aprecio mas que nada por el caballerismo que llevamos en la sangre. Lentamente alce mi cuerpo para quedar como estaba, soltando con lentitud la mano de mi acompañante y mirándola a los ojos lleno de aquella oscuridad que se te calaba hasta los huesos, esa esencia de frialdad tan característica en los hombres de mi familia en especial la de mi padre.

-Es un placer conocerla Annie, con respecto a lo del prendedor lucirá mejor en usted que en cualquier otra persona en cuanto a lo de mi ex novia se puede decir que es una situación especial pero superable. Mi nombre es Joshua Ash Van Cripson.-hice una pequeña reverencia ante ella para después romper el alineamiento de mi cuerpo como si un soldado rompiera fila; mire la manga de mi túnica para arreglarla mientras en mi mente se cruzaban muchos recuerdos que provenían de mi pasado en especial en cierto colegio de magia que se parecía mucho a este, me gire para mirarme al espejo al mismo tiempo que un lobo encantado en los ventanales del baño perseguía a un hada por todo el baño.-Pensar que en Hogwarts eran otros dibujos los de los vidrios, en especial el baño de prefectos, la sirena del baño entendía mi corazón como si ella misma lo hubiera tallado. Pertenecí a una de las casas que mas pasado oscuro tuvo, Slytherin. Mas de 20 generaciones de mi familia todos ellos Gryffindor y yo rompí la famosa línea portando el uniforme de las serpientes, ¿puedes creerlo?, mi padre hasta el día de hoy no me persona tal ultrajo, mi duda fue hasta el sombrero seleccionador el cual me dijo que mi personalidad me dicto a Slytherin ademas mis conocimientos en artes oscuras le podrían haber servido a los mortifagos en el pasado, mi sonrisa fue amplia ese día, me contuve de no maldecirlo pero creo que en parte tenia mucha razón, todos en mi familia sabemos el uso de las artes oscuras en especial el maleficio Avada Kedavra.-frene al hablar sacando mi varita para dejar salir un destello rojizo, con el mismo escribí con letras de fuego el nombre del maleficio el cual se disipo en el aire por culpa de una ventisca que entro por una de las ventanas.-

-Temido maleficio imperdonable, usado en la batalla de Hogwarts hace muchos años, maldición favorita de aquel ser oscuro que era un mestizo, Tom Riddle, mi familia guarda la historia de su familia en la biblioteca de la mansión; mi abuelo era seguidor del señor oscuro, mis padres no lo siguieron por ende éramos considerados traidores, pero a quien le importa eso ya que ese ser esta muerto. Yo solo pienso que el destino de nuestra magia esta en nosotros, la sangre no sirve para nada, ser muggle o ser mago puro es lo mismo, mis padres son tercos con el tema del linaje pero a mi eso me importa poco; mi apellido temido e reconocido fue bien aceptado entre los Slytherin pero las demás casas no confían ni un segundo en mi, ¿por que sera?.-dije con tono sarcástico para luego darme la vuelta pisando apenas el suelo hasta quedar delante de ella, aquella joven de rosadas mejillas la cual se notaba ocultaba un secreto tal vez igual de oscuro que mi familia, me le quede mirando hasta que finalmente me acerque mas y mas hasta solo quedar a centímetros de su boca.-No todos los que parecemos buenos tenemos secretos felices en nuestra familia, muchos de los que hoy somos amigables tuvimos o tenemos algo que ocultar de nuestras familias. Pero estoy seguro que un ser tan hermoso como tu no tiene ese tipo de secretos a menos claro que me equivoque.-comente observando cada detalle de sus bellos ojos, ese lado oscuro que mantenía como toda serpiente se manifestaba en mi forma de ser en ese momento, me quede ahí quieto sin decir nada mas pero reaccione a tiempo para no permitirme acercarme mas, esquive rápidamente el acercamiento pasando por su lado para frenar ante un cuadro vacío, oscuro casi sin vida a no ser por ese árbol de fondo que se movía lentamente, baje la mirada al piso para centrarme en mi persona.-Lo siento, no quise ser descortés...perdóname.-me gire rápidamente, agache la cabeza avergonzado y me quede en silencio.-
avatar
Joshua Van Cripson

Edad : 17 años
Carrera/Semestre : Artesano de Varitas y Escobas - Septimo Curso
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 21/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un tropiezo inesperado[Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.