Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Vie Abr 20, 2012 9:18 pm.
Últimos temas
» Babbity Rabbity Sound {Foro Nuevo}{3 Épocas}{A. Élite}
Dom Oct 07, 2012 9:00 am por Invitado

» Harry Potter Tercera Generacion;; A New Fight Re-apertura;; Cambio de Botnoes;;
Dom Jul 29, 2012 1:03 am por Invitado

» Secretos de Idhún {Afiliación Normal}
Miér Jul 25, 2012 1:40 pm por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Vie Jul 20, 2012 10:00 pm por Invitado

» Finite Incantatem .::Harry Potter Tercera Generacion::. (Elite) Re abertura!!
Dom Jun 24, 2012 4:54 am por Invitado

» ~Lıfє ın dяєams~ (Afiliación elite) [Recien abierto +18]
Jue Jun 14, 2012 11:51 am por Invitado

» The Time Turners [Afiliación Elite] {INAUGURACION}
Dom Jun 10, 2012 3:00 am por Invitado

» The New Threat .::Harry Potter Tercera Generacion::. (Elite)
Miér Mayo 23, 2012 4:41 pm por Invitado

»  + Babbitty Rabbitty {Confirmación Foro RPG Harry Potter}
Miér Mayo 23, 2012 4:21 pm por Invitado
















Incarcerous Clash of Kingdoms

Panem Games Aresto Momentum Photobucket Rol Anatomia de Grey Safe&Sound Image and video hosting by TinyPic Durless Manor Calapalooza! Image and video hosting by TinyPic FinisMundiHighwayToHellShip Crear foro Lumus Maxima Panem Chaos null Photobucket Valle de Godric Live Your Dream Internado Convetry Foro Rol Lavoussier Academy Guardianes Photobucket The Hunger Games RPG 35x35baner.png Foro rol Life you think you had Photobucket Foro rol MAD Exponentia Rivela Panem Games Panem Games Midnight Institute... Vampiros, ángeles, magia y más. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic




Libro de Historia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Libro de Historia

Mensaje por Admin el Vie Abr 06, 2012 7:17 pm

Libro de Historia.
Porque nada sucede sin una razón.

"La caza de brujas



La superstición bajo las formas de la hechicería y la magia ha sido una constante a lo largo de la historia de la humanidad desde la ignorancia a la ilustración. Durante la era cristiana, tanto la Iglesia como el Estado se unieron para erradicar la creencia en las brujas y el mal que de ellas podía derivarse.

La Iglesia ha sostenido que Dios es el Dueño y el Señor absoluto del universo y Su dominio es total. Satanás es una realidad, por supuesto. Pero Jesús sojuzgó al «hombre fuerte», de tal modo que Satanás carece de poder sobre el hombre o la bestia, salvo cuando puede tentar a los humanos a hacer el mal, o contaminar sus mentes con la oscuridad y la superchería.

Esta sabia consideración cesó durante largo tiempo. No existía nada en los ritos de la Iglesia contra las brujas. Los cánones eclesiásticos exponían que los creyentes debían ser instruidos acerca de las falsedades y apartarse de toda insensatez nigromántica. De los que la practicaban, algunos eran malignos, otros perturbados, todos engañados. Se sostenía que era una superstición anticristiana creer que las brujas estaban en posesión de poderes sobrehumanos que empleaban para perjudicar a los hombres. Los canonistas se apoyaban en el antiguo Concilio de Ancira, del año 314, para sostener sus argumentos. Ancira, creyeron, enseñó que la brujería era simplemente una ilusión diabólica sin base alguna de realidad.

Todo el conjunto de canonistas primitivos, Regino, Ivo y Burchard, siguieron esta línea. Y también lo hizo el más influyente de todos ellos, Graciano, en sus Decretales, sección 364. Dichas brujas son dementes y, diría, «creen y llevan a cabo, en la oscuridad de la noche, cabalgatas sobre determinados animales con la pagana diosa Diana y una innumerable horda de mujeres, y en estas horas silentes recorren volando grandes distancias del país y todos las obedecen como sus dueñas».

Las personas corrientes no solían ser tan sofisticadas. Entonces, como ahora, se sentía fascinadas por todo lo que hiciese referencia a hechicerías, astrologías y horóscopos. Compraban filtros de amor y amuletos en los mercados, anillos mágicos y espejos encantados. La cristiandad nunca erradicó por completo los rituales del antiguo paganismo. De ahí que los creyentes se sintiesen atemorizados por los cometas y las señales nocturnas en los cielos, retribuyeran a personas estrambóticas para que les encontrasen agua u ocultos tesoros guiados por una ramita de avellano. Más que nada, les atemorizaban las brujas.

Éstas, viejas decrépitas casi siempre, a veces bendecían al pueblo, la mayoría lo maldecían, creando desolación. Si cuando pedían limosna eran rechazadas, sus maldiciones causaban daños inimaginables a los humanos, animales y tierras. Les achacaban la pérdida de una vaca, la muerte de una criatura o una plaga de orugas. Estas brujas no eran los edulcorados emblemas de un moderno Hallowe'en, Vísperas de Todos los Santos, aunque incluso niños con horribles máscaras y negros gorros puntiagudos, palos de escoba y gatos de cartón-piedra todavía pudieran causar un involuntario temblor en una noche oscura. Las verdaderas brujas de los años del oscurantismo, sucias y despeinadas, constituían motivo de terror infinito, incluso para el clero que las consideraba como rivales con respecto a las almas de su feligresía.

Por todo ello, la ortodoxia escarneció durante siglos la idea de que las brujas «tuvieran poder para cambiar los humanos en bien o en mal, incluso de variar su forma».

Entonces llegó el gran cambio.

La intervención de la Inquisición

Gregorio IX, que fundó la Inquisición en 1231, fue el principal responsable. No tardaría en recibir informes secretos de sus inquisidores en el sentido de que las brujas se estaban multiplicando de una manera alarmante. Si anteriormente había existido la hechicera ocasional de una villa, pueblo o caserío, ahora una nueva y terrible maldición se había instaurado entre los hombres. Si su información era correcta —y él nunca lo dudaba—, la Iglesia no solamente estaba luchando por su existencia, estaba luchando por la supervivencia del mundo.

Una vez interrogadas, un gran número de mujeres confesó su condición de bruja y de entregarse a las más odiosas prácticas; éste era el tipo de rumor que llegaba a oídos del papa. Una de sus fuentes de información era el sádico cura Conrad, originario de la pequeña población alemana de Marburgo. Asceta, luego de haber atestiguado la muerte en la hoguera de un cisterciense condenado por herejía, concibió la idea de que la salvación no podía alcanzarse solamente a través de la pena. Su más famosa conversa fue Elizabeth, viuda del margrave de Turingia. Tenía dieciocho años, con tres niños a su cuidado, cuando Conrad la convenció de que abandonara a sus hijos para trabajar entre los leprosos y los desamparados. Para que fuese más espiritual, le ordenó que se desnudara y la azotó hasta que la sangre corrió por el suelo. Diría a su confesor: «Si me atemoriza un hombre como éste, ¿cómo será Dios?».

Personalmente, el papa Gregorio eligió a Conrad para que investigase un grupo de herejes llamados luciferianos. Mediante tortura, les forzó a confesar tales horrores que dejó preocupada a toda Alemania. Los desvaríos de los atormentados dementes fueron aceptados por Conrad como una verdad evangélica y así lo retransmitió al pontífice. Gregorio tomó la determinación de que estos monstruos debían ser borrados de la faz de la tierra, sin distinción de edad y sexo. Deben haber hecho un pacto con Lucifer, el Príncipe de las Tinieblas, decidió. Estaban contaminando la Tierra.

Conrad trabajó con tesón para eliminar cuantos herejes pudo. En Estrasburgo, quemó ochenta hombres, mujeres y niños. Nadie fue dispensado, ni los obispos. Durante seis años, sostuvo una campaña de terror hasta que fue asesinado. Su tarea le sobrevivió en la mente y la legislación de Gregorio IX.

El pontífice aceptó sin reservas que el demonio se aparecía en los aquelarres de las brujas transformado en un sapo, en un espectro pálido y en un gato macho negro. Durante las reuniones, incitaba a sus seguidores a entregarse a las más obscenas prácticas.

Tan pronto como Inocencio IV sancionó la tortura, las confesiones de las brujas fueron cada vez más increíbles. Regularmente, se mandaba a la hoguera a mujeres viejas que admitían haber tenido relaciones sexuales con Satanás y concebido descendencia suya que nadie había visto. La imposibilidad de ver a la prole de Satanás las hacía a todas ellas tanto más amenazadoras.

El rey de Francia convenció al papa Clemente V (1305-1314) para que investigara a los caballeros del Temple, orden fundada para proteger el Santo Sepulcro contra los sarracenos. El rey ambicionaba sus tierras y posesiones. Los templarios fueron torturados por la Inquisición, culpados de herejía; uno de ellos, amedrentado por las llamas, chillaría: «Admitiría con júbilo haber matado a Dios». Lo que emergió fue otro
revoltijo de abominaciones. Confesaron rendir culto a un enorme ídolo en forma de macho cabrío llamado Bafomet. Dijeron que el demonio se les había aparecido en forma de gato macho negro y que habían fornicado con los demonios en forma de mujeres. Cincuenta y nueve caballeros templarios fueron quemados en un solo holocausto.

Con la credulidad de los papas y los terrores de la Inquisición, la doctrina acerca de la brujería varió. Había dejado de ser una ilusión de viejas dementes. Y con el cambio de percepción vino el pánico siempre en progresión. El Anticristo procedía a apoderarse de la Tierra. Nadie podía estar seguro de quién era bruja y en dónde podía surgir. Como en una novela moderna de ciencia ficción, los hombres se despertaban por
las noches para descubrir que sus mujeres, a las que habían conocido y amado durante años, eran brujas en secreto. En realidad, sus hijos no eran de ellos, sino del diablo. En algunos lugares se consideró que había más brujas que mujeres normales, prueba de que el fin del mundo estaba cerca"



Información sacada de: http://www.cayocesarcaligula.com.ar/papado/caza_de_brujas.htm

Admin
Admin

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 27/03/2012

Ver perfil de usuario http://huntinginvalais.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.